VDI o VPN ¿Qué diferencias hay?

¿Qué es una VPN?

Pongámonos en contexto, para todos aquellos que, si aún no lo están, van a empezar a trabajar con su empresa desde casa. Y es que una red privada virtual o VPN existen desde hace décadas. Su nombre ya nos da una idea de cuál es su función, y es que una VPN se encarga de crear una conexión de red privada y segura entre dos redes.

Un tipo de VPN es la VPN de acceso remoto, que crea un túnel seguro temporal entre un solo dispositivo y la red corporativa. Los empleados que trabajan desde casa o en la carretera suelen utilizar esta forma de VPN.

Los software de VPN por lo general se instalan en los PC y otros dispositivos. Por ejemplo, una vez que el equipo de TI instala y configura el software VPN en el dispositivo del usuario remoto, el usuario iniciará la conexión e iniciará sesión con autenticación de factor único o multifactorial. Una vez conectada, la VPN permite al dispositivo del usuario acceso a los recursos e información de la red de la empresa.

¿Qué es VDI?

También conocida como infraestructura de escritorio virtual, VDI fue diseñado para transmitir escritorios de manera virtual a casi cualquier PC o dispositivo inteligente. La ventaja de VDI es que, con su acceso, el hardware del usuario compartimenta todo lo que se realiza dentro de un mismo entorno virtual. Lo que hace que VDI sea mucho más seguro desde la perspectiva de la prevención y protección de datos.

Ahora viene la duda: ¿Qué elegir?

Esto ya es cuestión de gustos y preferencias pero si una  empresa o compañía quiere una forma sencilla de conectarse de forma remota a la red de la empresa para acceder a los recursos en la LAN empresarial, lo mejor es quedarse con los servicios VPN tradicionales.

Pero… si por el contrario hay preferencias de cambiar completamente la forma en que los usuarios internos y externos pueden acceder de manera segura y eficiente a los recursos de la empresa tanto locales como basados ​​en la nube, VDI podría ser una mejor opción.