¿Value Stream Mapping (VSM) en DevOps?

Más que profundizar en esta metodología, lo más importante para saber sobre esta tecnología es que VSM es un método de diagrama de flujo que se utiliza para ilustrar, definir y mejorar los pasos necesarios para entregar un producto o servicio a los clientes, especialmente en entornos con cierta tendencia a ser complejos. Este flujo refleja tanto las tareas como los flujos de información, mapeados agregando o no valor desde el punto de vista del cliente.

Los beneficios de Value Stream Mapping derivan de los principios Lean. Convencionalmente, se ha utilizado en la fabricación o líneas de montaje, pero se ha demostrado que son bastante útiles en proyectos de TI y operaciones.

¿Por qué utilizar VSM en DevOps?

DevOps es una cultura de trabajo en la que todos los participantes en un proyecto son responsables de la entrega continua, desde la planificación y los ciclos de vida del desarrollo de software hasta el control de la producción y la mejora continua. Se trata de un enfoque continuo y multifuncional, asentado en los principios Agile y Lean.

Los flujos de valor que aporta son una herramienta visual que permite a las empresas medir objetivamente y hacer un seguimiento de lo que es más importante para ellas y lo que creen que realmente aportará valor a los clientes al final.

En SIAG creemos que los equipos de DevOps deberías utilizar de por qué sus equipos de DevOps deberían utilizar esta tecnología Value Stream Mapping por varios motivos:

  • Ayuda en la identificación de bloqueos, cuellos de botella y puntos débiles durante los ciclos.
  • Administra errores y defectos.
  • Produce mayor visibilidad y trazabilidad a lo largo de todo el ciclo.
  • Elimina procesos redundantes y derrochadores.
  • Fomenta la colaboración.
  • Facilita el descubrimiento de oportunidades para la automatización.
  • Proporciona claridad de contexto y proceso con datos e imágenes.

En definitiva, VSM aplicado a DevOps es una representación visual de cómo la parte TI y la empresa se unifican para crear, implementar y administrar los flujos de trabajo.