Pegasus, un virus israelí en tu bolsillo

Proyecto Pegasus es un software espía israelí, el cual se ha revelado que ha sido utilizado para atacar a miles de teléfonos móviles infectando a dispositivos sin ser consciente su propio usuario. El Grupo NSO, de origen israelí vende este software en todo el mundo, pero durante este mes de Julio ha pasado a estar en el radar de la seguridad de varios gobiernos ya que surgieron informes comunicando que se habían filtrado datos confidenciales de ministros, líderes políticos, empresarios y periodistas entre otros.

¿Cuál es la diferencia entre Pegasus y otros programas espía?

Pegasus, también es conocido como Q Suite y ha sido comercializado por NSO Group. Lo han vendido como: “una solución de inteligencia cibernética líder en el mundo que permite a las agencias policiales y de inteligencia extraer datos de forma remota y encubierta” todo esto, desde cualquier dispositivo móvil “, fue desarrollado por veteranos de Agencias de inteligencia israelíes.

La diferencia de Pegasus con otros programas espía es que éste puede lograr instalar el software sin requerir ningún permiso por parte del usuario de un dispositivo. Instalaciones que se realizan vía OTA, enviando un mensaje push de forma encubierta y que hace que el dispositivo de destino cargue este software espía, sin que el propio usuario sea consciente de la instalación sobre la que además, no tiene control.

¿Qué dispositivos se pueden ver afectados?

Lamentablemente, casi todos los dispositivos. En el caso de iPhone han sido enormemente atacados por Pegasus a través de la aplicación predeterminada de Apple: iMessage y el protocolo del Servicio de notificaciones push (APN) en el que se basa. El software puede hacerse pasar por una aplicación descargada en un iPhone y transmitirse como notificaciones automáticas a través de los servidores de Apple.

En diciembre de 2020, un informe reveló cómo agentes del gobierno han utilizado a Pegasus para piratear numerosos teléfonos pertenecientes a periodistas, productores, presentadores y ejecutivos israelíes con sede en Londres durante el pasado verano, en terminales con una versión al menos de iOS 13.5.1 y que podría piratear hasta el iPhone 11 de Apple. Por suerte el ataque no ha funcionado con versiones como iOS 14 y posteriores, el informe detectó que estas infecciones fueron algo mínimo probablemente del total de ataques que se hablaba.