LegalTech. El sector legal se transforma

En mitad de esta pandemia global que nos ha tocado vivir, se ha vuelto más imprescindible que nunca para las empresas automatizar los procesos mientras se protege el activo más importante: los datos.

La Transformación Digital se ha convertido en un término de moda en los últimos años, y probablemente muchos pensarán que todas las industrias, empresas grandes y pequeñas ya habrán hecho la gran migración a tecnologías en la nube para seguir adelante.

Sin embargo, un sector ha pasado por alto esto y se ha resistido a estos cambios digitales, estos son: los servicios legales.

La revolución de la tecnología legal

La nube mantiene cualquier entorno tecnológico basado en aplicaciones, en datos, y es vital para que las empresas puedan administrar mejor los cambios, la información o los problemas en todos los aspectos.

Ahora sí, para el sector legal en concreto, los clientes actualmente buscan un mayor valor para sus servicios. Esto, sumado a que ahora mismo hay mayor competencia entre abogados y una mayor conciencia de las posibilidades que ofrece la tecnología, por fin se está impulsando un cambio más destacado para el sector legal.

Por suerte, trabajar a través de la nube también permite a las empresas optimizar sus procesos a través de la automatización, garantizando a la vez que la información del cliente permanezca protegida. Con esto ya se puede abordar la preocupación principal que afecta a la industria: la confidencialidad. SIAG ayuda a cualquier sector y a sus clientes a abordar estos desafíos, con una visión diferente para transformar la manera en que se brindan los servicios.

¿Qué barreras supone este cambio?

La información legal por lo general contiene mucho texto, sin mencionar lo delicado y la confidencialidad de la información de cada cliente. Las barreras que limitan este sector legal para administrar la información de manera eficaz se deben a varios factores:

Lo primero, encontrar el talento adecuado en una TI capacitada para crear una arquitectura a medida. La mayoría no ven más allá de la inversión que se requiere o no reconocen los beneficios que esto puede acarrear a largo plazo.

En segundo lugar, la gestión y el dominio de los datos tiene mucha importancia. Afrontar esta barrera permite mantener mejor el control de los datos.

Y, por último, y lo más importante, resistirse al cambio y la Transformación Digital es perder el tiempo. Es importante superar esta barrera y facilitar esta transformación ofreciendo servicios integrales y accesibles.