IaC ¿Necesita mi empresa Infraestructura como Código?

Hay una realidad vigente: cuanto más depende una empresa de las TI, más importante es tener una buena infraestructura.

¿Qué es la infraestructura como código (IaC)?

La infraestructura como código (IaC) se se fundamenta prácticamente en lenguajes de programación o herramientas para la automatización, y así administrar o implementar servidores, almacenamiento, bases de datos y otros como componentes de red. Una vez que ya está implementada, la infraestructura ya se puede administrar, supervisar y reparar sin prácticamente ninguna intervención humana.

La IaC se utiliza en diferentes sectores de TI. Se encarga de ayudar a las empresas a administrar los centros de datos (puede ser en las mismas instalaciones o en la nube) como aplicaciones de software. Aunque hay que tener en cuenta que este punto de vista ya se ha utilizado desde hace algún tiempo, porque no olvidemos que la virtualización o la propia gestión en la nube se se ha propagado de manera general en los últimos tiempos.

Por este motivo cuando una infraestructura como código se aplica y se usa correctamente puede ayudar a garantizar que los requisitos de rendimiento y de disponibilidad de las aplicaciones se cumplan en el tiempo estipulado y dentro del presupuesto.

¿Necesitan las empresas infraestructura como código?

La respuesta es: Sí. Hasta no hace tanto, las operaciones manuales eran la única forma de gestionar las infraestructuras tradicionales, brevemente:

  • Un servidor tenía que ser instalado en el rack.
  • El SO, después tenía que instalarse por el equipo de TI.
  • La red era necesario ser conectada y configurada manualmente.

Y así era para la mayoría de las empresas antes. Algo que tampoco suponía un problema, porque probablemente en muchas de ellas, la infraestructura no cambiaba.

A día de hoy, eso ha cambiado y tecnologías como la virtualización, la nube o el propio auge de DevOps ha hecho que los requisitos de la infraestructura actual, tal y como la conocemos, no admitan el uso de métodos tradicionales en cuanto a la gestión de redes. Las empresas ahora mismo ya no pueden permitirse esperar horas o días para poner en marcha servidores o solucionar problemas de red. Este tiempo de tiempo de inactividad puede suponer pérdidas económicas importantes para una empresa en poco tiempo.

La mejor respuesta al cambio requiere: automatización. Lo que implica procesos repetitivos que se definen primeramente y se almacenan en código. Ayudando a las empresas a afrontar problemas en su propia infraestructura al conseguir activar los cambios que requiere una empresa para conseguir adaptarse a un entorno tan cambiante