CYBECO, iniciativa europea contra los ciberataques

Tras el ataque del criptogusano WannaCry el pasado mes de mayo, la Comisión Europea ha puesto en marcha una iniciativa para prevenir los daños de ciberataques globales: CYBECO. Se trata de un nuevo proyecto de investigación impulsado por la Comisión Europea que pretende mejorar la seguridad de las redes y sistemas de comunicaciones y prevenir los ciberataques. En él participa como director científico el catedrático David Ríos, del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), en Madrid.

En un comunicado, Ríos señala que el programa, denominado CYBECO (Supporting Cyberinsurance from a Behavioural Choice Perspective), tratará de “trasladar los modelos matemáticos que se están aplicando con éxito en el campo de la seguridad física al mundo de la ciberseguridad”. Para ello, su equipo contará con una inversión de dos millones de euros que la Unión Europea les ha concedido a través de su programa Horizonte 2020.

“Ataques como WannaCry pueden dejar a las empresas fuera del mercado durante un tiempo más o menos largo, puesto que muchas de sus actividades dependen de sistemas informáticos; además les pueden robar información comprometida y, como consecuencia, pueden perder reputación y con ello clientes u oportunidades de negocio”, indica Ríos. Asegura, además, que si se ven afectadas algunas infraestructuras clave, pueden darse incluso caídas en el suministro eléctrico o en los sistemas de depuración de agua.

En apenas un día, el criptogusano WannaCry infectó más de 200.000 equipos informáticos en 150 países, entre ellos, los de distintas multinacionales, bancos, servicios de salud, etc. Se trata de una variedad de software malicioso, denominado ransomware, que deniega el acceso a los datos o sistemas hasta que la víctima pague al cibercriminal un rescate para que retire la restricción de dichos datos. Aunque este tipo de ataque existe desde hace mucho tiempo, es, en los últimos años, donde ha ganado más popularidad y una mayor rentabilidad para los ciberdelincuentes.

Un estudio titulado “Ransomware Response Study” realizado por Trend Micro en colaboración con Information Security Media Group (ISMG), reveló que un 53% de las 225 empresas en Estados Unidos encuestadas han sido víctimas de un ataque ransomware en el último año.

El ransomware es capaz de acceder a un sistema, haciendo que la víctima descargue e instale una aplicación maliciosa. Una vez en el dispositivo, la aplicación se propaga por todo el sistema y cifra los archivos del disco duro o bloquea el sistema. El usuario afectado tiene que pagar un rescate al operador del malware a cambio de la clave de cifrado que le permita desbloquear los archivos o el sistema. La forma de pago más popular de los rescates es la moneda digital Bitcoin.

Los responsables del Instituto Nacional de Ciberseguridad, con sede en León, advierten que en 2016 este CYBECO gestionó más de 115.000 ataques informáticos y que de las decenas de miles resueltos en el primer semestre de 2017, 247 fueron dirigidos contra objetivos estratégicos. En solo tres meses, las ciberagresiones aumentaron un 45%.

Contacte

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt