AIoT, la fusión de la IA y el IoT que se hace realidad

¿Qué es AIoT?

Por si aún no teníamos suficiente… Damos la bienvenida a un nuevo concepto tecnológico: AIoT. Pero… ¿Qué es AIoT?

Aparentemente sencillo, es la unión de Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA). IoT trata de conectar a las personas con los “artículos tecnológicos” a través de redes. La AI, a su vez recopila ciertas técnicas para preparar a los equipos a comprender los datos basados ​​en modelos de datos similares. AIoT es un término que ha surgido recientemente para describir esta convergencia de los sistemas de IoT y AI en un mismo objetivo: generar datos útiles sobre IoT y extraer conocimientos de esos datos a través de la AI.

El objetivo que tiene en primer lugar IoT es tratar de conectar cosas en red para permitir que los usuarios entiendan lo que sucede con esas cosas y puedan controlarlas de manera remota. Lo importante es implementar estas tecnologías de manera efectiva.

Con AIoT, la IA y la IoT comparten un futuro. IoT genera datos a nivel mundial, y la IA colabora para comprender y hacer uso de esos datos. IoT recopila, IA analiza.

Aplicaciones AIoT

El concepto ya lo tenemos, pero vamos a lo importante ¿Cuáles son los tipos de aplicaciones que pueden beneficiarse de AIoT? Aquí hay unos ejemplos.

Automatización Sector Industrial: La IA puede ayudar con el mantenimiento predictivo de la maquinaria, principalmente para evitar el tiempo de inactividad y mejorar la vida útil de la máquina. Ahora está en boca de todos la implementación de robots que se pueden utilizar en la planta de fabricación o en los almacenes para gestión de mercancías, ayuda en la línea de producción, auditorias de la calidad del producto o la posibilidad de realizar tareas repetitivas de alta precisión. AIoT puede ayudar a mejorar todas estas labores de una manera más efectiva.

Automatización de los hogares: AIoT también puede ayudar a empresas y hogares a reducir los costes energéticos y a hacer las instalaciones más eficientes energéticamente. Un ejemplo es puede ser el mantenimiento predictivo, usando datos de diagnóstico sobre el estado de los sistemas del edificio, permitiendo así que reparaciones necesarias se hagan en el momento necesario.

Transporte y logística: la IA se puede aplicar a la gestión de flotas mediante el monitoreo en tiempo real y mantenimiento de los vehículos a través de los datos recopilados en los sensores GPS. La IA también puede ayudar a los operadores de flotas con a reducir gastos de combustible, rastrear el mantenimiento del vehículo o identificar un comportamiento inestable del conductor.

Esto son algunas de las aplicaciones, pero AIoT puede implementarse en muchos y diferentes sectores.