¿Será 2018 el año de la hiperconvergencia?

A pesar de que las organizaciones están trasladando más aplicaciones y servicios a la nube, ciertas cargas de trabajo aún requieren el control, la fiabilidad y la seguridad de la infraestructura local. La hiperconvergencia, en este caso, se ha convertido en una tecnología clave para equilibrar eficazmente los recursos en la nube y locales.

Los sistemas hiperconvergentes reducen el coste y la complejidad de la infraestructura local mediante la estrecha integración de los recursos de la infraestructura central en una única plataforma que se ejecuta en el hardware estándar de una organización. También proporcionan la base para plataformas de nube privadas que ofrecen algo de la velocidad y escalabilidad de la nube pública, pero con mayor seguridad y control.

Entre la nube y la hiperconvergencia

Las nubes privadas ofrecen una interesante combinación de escalabilidad y seguridad, pero son notablemente difíciles de implementar correctamente. Esto implica la integración adecuada de los componentes de virtualización, computación, almacenamiento y red, junto con la funcionalidad de seguridad, administración y orquestación. Según Gartner el 95% de las iniciativas de nube privada fallaron.

En cambio, las plataformas hiperconvergentes eliminan muchos de esos desafíos mediante la preintegración de cómputo, almacenamiento y redes. En combinación con un hipervisor nativo, estos recursos permiten niveles de automatización, escalabilidad, agilidad y flexibilidad similares a los de la nube, pero con menores costes, mejor rendimiento de las aplicaciones y mayor seguridad.

Los analistas afirman que los departamentos de TI están adoptando cada vez más sistemas hiperconvergencia con el propósito expreso de crear nubes privadas. Además está creciendo un 150% al año, y su valor podría estar 5.5 mil millones de € para 2020.

Hiperconvergencia para alimentar el nogocio

La hiperconvergencia ha evolucionado a partir de las infraestructuras convergentes desarrolladas en años para remediar la saturación del centro de datos. Las infraestructuras convergentes consisten en componentes informáticos, de almacenamiento y de conexión de red predispuestos y cableados integrados en un sistema unificado en una arquitectura de referencia validada. Este enfoque acorta el tiempo de implementación, mejora la administración y brinda soporte de una punta a otra.

En los próximos años, la hipercovergencia  se extenderá tanto como ahora los servidores virtualizados. Pero a día de hoy, una estrategia de centro de datos hiperconvergente puede ser el arma secreta de una organización. La incorporación de la hiperconvergencia en su recámara de TI le permitirá ofrecer niveles excepcionales de agilidad, simplicidad, rendimiento y escalabilidad, además de importantes eficiencias de costes. Con estas ventajas, las empresas con visión de futuro tienen las herramientas para ofrecer la capacidad de respuesta que requiere la empresa. La hiperconvergencia está creciendo un 150% al año, y su valor podría estar 5.5 mil millones de € para 2020.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.