¿Qué es la metodología Scrum?

Si hay algo esencial a la hora de gestionar un proyecto dentro de una empresa, es establecer una metodología de trabajo que permita llegar a los objetivos establecidos a tiempo y con gran calidad.

Para ello, tenemos la ayuda de las metodologías ágiles basadas en técnicas para la gestión y desarrollo de proyectos de software.

Entre las ventajas de estas metodologías se encuentran la productividad, calidad, un control diario de los avances del proyecto, un óptimo uso de los recursos, flexibilidad y reducción de riesgos.

Una de las metodologías ágiles para la gestión de proyectos más conocida y utilizada es Scrum. La metodología ágil Scrum se basa principalmente en la repartición del trabajo por iteraciones, esto es, repeticiones o reiteraciones, y en un control constante de los resultados según se van obteniendo. Scrum se divide en bloques temporales que son cortos y periódicos, denominados Sprints, que generalmente duran entre 2 y 4 semanas.

El proceso parte de una lista de objetivos que conforman el plan de proyecto siendo el cliente del proyecto el que prioriza estos objetivos según los resultados que se van consiguiendo.

Un equipo Scrum suele estar compuesto por grupos de trabajo de entre 3 a 9 miembros del equipo de desarrollo, más el Scrum Master y el Product Owner. Cada uno de estos roles tiene diferentes responsabilidades. La suma de todos los roles es lo que llamamos Equipo Scrum.

Product Owner

El Product Owner es el encargado de optimizar y maximizar el valor del producto, siendo la persona encargada de gestionar el flujo de valor del producto a través del Product Backlog. Adicionalmente, es fundamental su labor como interlocutor con los stakeholders y sponsors del proyecto, así como su faceta de altavoz de las peticiones y requerimientos de los clientes.

Scrum Master

El Scrum Master tiene dos funciones principales dentro del marco de trabajo: gestionar el proceso Scrum y ayudar a eliminar impedimentos que puedan afectar a la entrega del producto. Además, se encarga de las labores de mentoring y formación, coaching y de facilitar reuniones y eventos si es necesario.

  1. Gestionar el proceso Scrum: el Scrum Master se encarga de gestionar y asegurar que el proceso Scrum se lleva a cabo correctamente, así como de facilitar la ejecución del proceso y sus mecánicas. Siempre atendiendo a los tres pilares del control empírico de procesos y haciendo que la metodología sea una fuente de generación de valor.
  2. Eliminar impedimentos: esta función del Scrum Master indica la necesidad de ayudar a eliminar progresiva y constantemente impedimentos que van surgiendo en la organización y que afectan a su capacidad para entregar valor, así como a la integridad de esta metodología. El Scrum Master debe ser el responsable de velar porque Scrum se lleve adelante, transmitiendo sus beneficios a la organización facilitando su implementación.

El equipo de desarrollo

El equipo de desarrollo suele estar formado por entre 3 a 9 profesionales que se encargan de desarrollar el producto, auto-organizándose y auto-gestionándose para conseguir entregar un incremento de software al final del ciclo de desarrollo.

El equipo de desarrollo se encargará de crear un incremento terminado a partir de los elementos del Product Backlog seleccionados (Sprint Backlog) durante el Sprint Planning.

Fuente: Deloitte

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt