Big Data, revolucionando la logística

 No os contamos nada nuevo si os decimos que Big Data es una revolución. Pero si os decimos que durante estos 2 últimos años se han creado y recogido más datos que en toda la historia de la humanidad. Aquí si podemos afirmar que Big Data que se trata de la revolución que afectará a todos los negocios y a todos los aspectos de nuestra vida diaria.

El termino Big Data corresponde a la colosal acumulación de registros que está experimentando la humanidad y al esfuerzo que se aplica sobre ellos. Con el objetivo siempre de obtener significado y el valor de ellos. Sus atribuciones son inmensas para el mundo de la empresa, y la logística no podía ser una excepción.

La logística es un sector especialmente inclinado a recoger datos y a emplearlos trabajando bajo la metodología Just in Time.

En esta ocasión os queremos contar los objetivos y beneficios que tiene Big Data sobre la logística.

¿Qué beneficios tendrá Big Data para la logística?

La eficiencia de los procesos

Las cadenas de suministro cada vez suman más indicadores, lo que permite tener un mayor control sobre ellas. A su vez, están mejorando en el reto de ser más transparentes para que el resto de eslabones de la cadena y el cliente pueda disponer de toda la información al instante.

Aumentar las ventas y la acción comercial

Un Big Data afinado e integrado con CRM (herramienta para la gestión de los clientes) permitirá conocer mucho mejor las necesidades e intereses de los compradores. Saber qué productos consumen, cuáles no y cuáles podrían interesarles, para potenciar la venta cruzada. Será posible conocer sus movimientos empresariales, sus planes de expansión, conocer cuál es el perfil demográfico de los clientes… Está claro que las aplicaciones son prácticamente infinitas.

Mejorar la planificación de la demanda

Esto significa saber dónde es conveniente tener las mercancías en cada momento, de esta manera se reducen los atascos y se evita las roturas de stock. El Big Data permite incluir muchas más variables en la predicción de la demanda para que esta sea más fiable.

Cada vez es más fácil predecir las ventas por día del año, y también las horas de afluencia a los comercios, aparte de tener en cuenta las proximidades de los fines de semana, de los puentes, de las vacaciones, de eventos importantes. Con esta información, además de mejoras logísticas, será posible que las empresas planifiquen mejor sus recursos materiales y humanos.

Optimización de rutas

Conocer cuál es el mejor trayecto para entregar en una dirección supone un ahorro para la empresa y un beneficio para el usuario. Actualmente uno de los grandes retos logísticos es la entrega de última milla. Pero con la llegada del Big Data va a ser uno de los mejores aliados en esta batalla.

Análisis de riesgos

Una cadena de suministro puede extenderse a lo largo de varios países. Y, cuantos más países, más riesgos a evaluar. Los modelos de análisis de Big Data combinan toda la información disponible para valorar los posibles peligros políticos, económicos, climáticos o de cualquier otro tipo que puedan afectarle.

El Big Data supondrá un cambio para la logística e influirá radicalmente en toma de decisiones de las empresas.

En definitiva, tener más datos y saber cómo interpretarlos será una gran ayuda para las empresas para acertar más y a atender mejor a sus clientes y dará una ventaja competitiva enorme a las empresas que sepan aprovecharlo.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.